¿Conocemos realmente nuestro Patrimonio Histórico? 3 conceptos que nos pueden guiar

02 de junio de 2016

El patrimonio histórico nos acompaña en nuestras ciudades y en nuestras vidas con su discreta presencia de la que a veces ni siquiera nos percatamos. Define el carácter de nuestras ciudades, que al igual que el carácter de las personas se distingue en los pequeños detalles.

El patrimonio cultural se define generalmente como la herencia cultural que ha llegado hasta nuestros días y cuyos valores queremos  proteger y conservar para las generaciones futuras. Tanto es así, que nos identificamos con nuestros monumentos como símbolos de orgullo nacional, e incluso admiramos los de otros pueblos y los elegimos como destinos en nuestros viajes.

Pero ¿conocemos lo suficiente nuestro patrimonio, para poder conservarlo adecuadamente? …Y si un día ocurriese una catástrofe que hiciera peligrar su existencia ¿Estaríamos preparados para ello?

Allí está el quid de la cuestión, conocer nuestro patrimonio es principalmente es una acción preventiva o, mejor dicho, de conservación preventiva, en pro de los valores culturales que queremos proteger.

1.  Conocer para conservar

Tiziano Mannoni_esquema
Esquema de Tiziano Mannoni

Pongamos un ejemplo:

Es necesario realizar obras de restauración o conservación en un edificio histórico, porque se encuentra en mal estado de conservación (seguramente se habrá llegado a esa situación crítica, como consecuencia de un comportamiento negligente, relacionado con la falta de mantenimiento).

Solución… ¡habrá que restaurar el edificio!

Entonces, y sólo entonces, es cuando se realiza un levantamiento arquitectónico y todos los estudios necesarios para la redacción de un proyecto de conservación o restauración del inmueble, y exclusivamente con esa finalidad.

Así es como se procede en la mayoría de los casos, incluso hoy en día.

2.  Conocer para documentar

Consiste en dar un paso más hacia la tutela del patrimonio.

“Un extenso conocimiento del Patrimonio es la base indispensable para la correcta conservación […], el levantamiento arquitectónico tiene como finalidad primordial el conocimiento integral del objeto arquitectónico, no solo en su materialidad física, sino en todo lo que le concierne como pueda ser su historia y su significado”

Antonio AlmagroLevantamiento arquitectónico.

En 1999 (2000 para la traducción al castellano), un grupo de profesores universitarios y científicos, aprobaron un documento llamado Carta del levantamiento arquitectónico, que sobre el modelo de las “Cartas del restauro” hablaba de la necesidad de conocer los bienes históricos en su globalidad y en su completa articulación, teniendo en cuentas las transformaciones sufridas a lo largo del tiempo.

Cita-1Por otra parte, además de la finalidad práctica de la conservación del bien arquitectónico, el levantamiento debe ser considerado, además, documento necesario para la catalogación del mismo, y por tanto del patrimonio histórico-artístico.

Todo ello abre paso a una nueva forma de entender el conocimiento, no solo como acción previa a un proyecto de conservación, sino necesaria en si misma, en una sociedad avanzada, para la tutela del patrimonio existente.

Patrimonio histórico de España

Monumentos-arq-Espana_04Abro aquí un pequeño paréntesis para hablar de un proyecto pionero que en el siglo XIX emprendió la Real Academia de san Fernando: Monumentos Arquitectónicos de España, una iniciativa editorial cuyo objetivo fue crear un catalogo visual recogiendo en imágenes la totalidad del patrimonio arquitectónico de España, en una publicación de lujo con estampas de la máxima calidad.

La obra pretendía reunir los principales monumentos de las tres culturas existentes en suelo español:  “pagana”, “mahometana” y “cristiana”, utilizando esta nomenclatura como primera y fundamental clasificación de la obra. La publicación tuvo sus inicios con los levantamientos de los alumnos de la Escuela Especial de Arquitectura en 1852. La publicación siguió de forma intermitente hasta 1881 incorpoprándose artistas, arquitectos, grabadores para mejorar la calidad de la misma. El resultado fueron 281 estampas, que representaban monumentos de 24 de las 50 provincias que en ese momento formaban la división territorial de España.

Este monumental proyecto fue heredero de otro anterior promovido por la Academia tras su fundación en 1752: Las antigüedades árabes de España con el que se pretendía estudiar y documentar los monumentos islámicos de España. Finalmente sólo se pudo llevar a cabo en la Alhambra de Granada y en la Mezquita de Córdoba, por un equipo dirigido por José de Hermosilla.

El objetivo de ambos proyectos no fue la conservación o restauración de los monumentos, sino la documentación de su imagen y su divulgación: documentar para conocer, ya que dan un fiel testimonio de cómo se encontraba, a mediados del siglo XIX el patrimonio histórico artístico de España.


Volviendo al día de hoy, la documentación rigurosa de un monumento nos permitiría, por ejemplo y entre otras cosas, poder tomar decisiones sobre su posible reconstrucción exacta en caso de desaparición del mismo.

No se trata de una quimera, la historia de la humanidad nos ha demostrado en numerosas ocasiones que los monumentos pueden ser destruidos por mano del hombre: la reciente guerra en Siria, es un ejemplo de ello, en la que restos de importantes ciudades como Palmira o Alepo declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO han sido destruidas. También otras catástrofes naturales como los terremotos pueden acabar destruyendo ciudades enteras, con sus monumentos y habitantes, como en el caso de Bam (Irán) en 2003 o partes de ellas como en L’Aquila (Italia) en 2009 o en Lorca en 2011.

Afortunadamente la tecnología hoy en día nos puede ayudar, como en el caso del Museo de Pergamo de Berlín, que hace aproximadamente una semana presentó una versión en 3D del altar de Pérgamo, un tesoro del arte helénico del siglo II a.C.

En palabras de Hermann Parzinger presidente de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano:

“Utilizar la reproducción de alta calidad de un bien antes de que pueda sufrir algún eventual daño, puede ayudar en el supuesto caso de que dicho elemento tuviese que ser reconstruido”

Las ruinas en 3D del gran altar fueron minuciosamente registradas con un escáner y se pueden ahora visitar virtualmente en la página web del museo.

Factum-Arte
A World of Fragile Parts

La empresa madrileña Factum Arte especializada en la producción de facsimiles de arte, está trabajando recientemente en la digitalización de la tumba del faraón Seti I, la más grande descubierta en el Valle de los Reyes en Egipto. Los trabajos que ya han comenzado consisten en realizar un escaneado de alta resolución de la tumba, en tres dimensiones y en color.  Este año además participa en la Bienal de Venecia  con interesante proyecto que tiene por objeto explorar las amenazas a las que se enfrenta la conservación de yacimientos del patrimonio global y narrar cómo la digitalización en alta resolución y la producción de réplicas pueden ayudar a conservar los bienes culturales, y al tiempo influir en nuestra comprensión sobre la importancia que tiene preservar la memoria del pasado.

3.  Conocer para vivir experiencias

El siguiente paso es la evolución del conocimiento hacia lo experiencial. Las nuevas tecnologías nos permiten no solo documentar, sino vivir experiencias de conocimiento, como realizar viajes virtuales a lugares, monumentos arquitectónicos o paisajes culturales inaccesibles. No hablo de hipotéticas reconstrucciones históricas, sino de espacios reales que no son visitables por no ser accesibles y que ahora se pueden visitar en alta definición y sin falta de detalles.

En el caso del museo de Pergamo, a pesar de que permanecerá cerrado al público por obras hasta el 2019, se podrá seguir disfrutando de su monumental altar, pudiendo observar puntos de vista novedosos gracias al 3D, añade Parzinger.

Otros espacios de mucho valor patrimonial que bien se adaptan a estos recursos, son las cuevas. Al ser en muchos casos inaccesibles, se prestan a esta combinación de tecnología que permite transportar y sumergir al usuario en su interior.

altamira-cartel
Cartel de la película Altamira

El lanzamiento el pasado 1 de abril de la película Altamira dirigida por Hugh Hudson, film basado en la historia real sobre el descubrimiento de las famosas pinturas rupestres de la cueva de Altamira, hoy Patrimonio de la Humanidad, propició que la productora Morena Films  presentara una app para las gafas Samsung Gear vr: Altamira vr experience. La app ha sido desarrollada por Virtualware a partir de los datos del escaneado 3D llevado a cabo por Gim Geomatics, obteniendo una restitución topográfica y fotográfica de alta precisión. No olvidemos que la cueva estuvo cerrada durante doce años y que actualmente es de acceso restringido.

Además, como parte de la campaña de promoción, Morena Films ha dispuesto que varios museos españoles pongan esta experiencia de realidad virtual a disposición de sus visitantes. Entre ellos, se encuentran el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, el Museo de las Ciencias Naturales de Valencia, el Museo de la Evolución Humana de Burgos o el Planetario de Pamplona.

LA empresa Virtualware ya había desarrollado anteriormente proyectos parecidos para la cueva de Ardales o la cueva de Santimamiñe.

El reciente ganador del Premio Murcia VR a la mejor experiencia vr en español, sigue una línea de investigación similar. De los 51 proyectos presentados se premió: Descubre la Geoda Gigante de Estudio Future con una experiencia inmersiva en 3D, desarrollada para el dispositivo Oculus Rift  que reproduce la geoda más grande de Europa situada en Pulpí (Almería) y la segunda más grande del mundo, tras la mexicana Naica, ubicada en el desierto de Chihuahua.

El proyecto ha demostrado las múltiples posibilidades más allá de la tecnología, 40.000 personas han podido conocer esta geoda a la que es imposible acceder dada su peligrosidad, a la vez que ha puesto en marcha una nueva vía de desarrollo para el turismo de esta pequeña población.


¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la newsletter y recibirás un alta dosis de tecnología y cultura, directamente en tu bandeja de entrada. De REGALO mis secretos sobre como realizar un buen levantamiento arquitectónico.

No te olvides dejar tus comentarios…